Publicado por: María Belén-

La zona arqueológica Cobá es sin dudas, el asentamiento más importante del noroeste de la península de Yucatán, sólo comparable en tamaño e importancia a Chichen Itzá, que fuera su rival y enemigo a lo largo de gran parte de la historia prehispánica.

La inexistencia de evidencias epigráficas impide conocer el nombre del asentamiento en aquella época por cuanto durante el siglo XX, el investigador Eric Thompson lo llamó Kinchil Coba, en referencia al nombre del dios solar maya y de una denominación geográfica que se relacionaría con los vocablos mayas “cob” (o “kob”), turbia o picada, y “ha”, agua, que formarían la denominación “lugar de agua turbia o picada”, en referencia a los lagos en torno a los cuales fue edificada la ciudad.

Otros autores ofrecen distintas traducciones pero se prefiere la anterior por resultar más razonable en términos de geografía del sitio.

Ubicada en el municipio de Tulúm, la zona arqueológica ocupa una extensión de poco más de 70 kilómetros cuadrados  y una red de 45 caminos (o sacbeob) que comunica a los diversos conjuntos del sitio, y con otras comunidades menores, seguramente dependientes de su dominio. Dentro de este complejo sistema de caminos destaca una sacbé de 100 kilómetros que une a Cobá con Yaxuná, un sitio arqueológico en el vecino estado de Yucatán.

La ciudad está diagramada a partir de grupos arquitectónicos en función de su cronología y función urbana (conjuntos residenciales y de función ceremonial y funeraria); abierto a las visitas puede apreciarse un templo perteneciente al Clásico Temprano, un conjunto de edificios palaciegos y residenciales, el Juego de Pelota y un basamento ornamentado con representaciones de cráneos humanos e inscripciones jeroglíficas en los peraltes de la escalera.

A poca distancia se encuentra el grupo conocido como Nohoch Mul que tiene uno de los edificios más altos de toda el área maya y una gran plataforma de casi 30 metros de altura y 110 por 125 metros de lado.

Muy cerca se encuentra el Xaibé, un edificio de planta semicircular y una escalinata-gradería de huellas y peraltes mucho mayores a los de la métrica humana, el Grupo de las Pinturas, un conjunto de edificios que deben su nombre a las pinturas murales que se conservan en el interior y el grupo Macanxoc, integrado  por un conjunto de plataformas bajas con pequeños templos y altares.

Además de su importancia histórica, la zona arqueológica Cobá ofrece al visitante un entorno natural de singular belleza, permitiéndole observar una gran variedad de aves y animales de la región, así como también las numerosas especies vegetales que conforman el entorno selvático.

Una visita obligada a un sitio inolvidable. Eso sí, si también quieres descubrir un poco más sobre el Caribe y Cancún, te aconsejamos por un lado reservar viajes a Cancún, o bien optar por las mejores ofertas de cruceros por el Caribe, tan comunes y habituales en el Caribe.

Fotos: Luxurious Mexico

Etiquetas: , ,